Placer sublime

Placer sublime

Todas aquellas personas que conozcan La Vall de Gallinera sabrán, cuando lean estas primeras líneas, que lo que digo no es una exageración.

Y es que si hay una grandeza, una belleza extrema capaz de transportar, a quien la observe, al éxtasis más allá de su racionalidad es la floración de los almendros y los cerezos

En Benissili, tenemos la suerte de estar rodeados de montañas, de campos llenos no, llenísimos de flores. Y ahora, desde el inicio de febrero y hasta finales de marzo la mayoría de los árboles entran en un estallido de color, de aromas, de belleza, de un dejar sin sentido a quienes tienen la suerte de darse un paseo por los alrededores del pueblo. Y eso produce el más puro placer. Pregunta, pregunta. Ya nos lo cuentas 😉

No es para nada exagerado decir que a lxs visitantes que transitan nuestro pueblo se les puede ver una cara de Wow, mezclada con una energía renovada, relajada, que pensarías que vienen de hacer una meditación programada. Pero no, es tan simple como que se han dado un paseo y han quedado prendadxs.

Hacer turismo en un pueblo pequeño no es menos pretensioso que visitar una gran ciudad. Si estás preparadx para sentir cada detalle que se posa en tu camino como lo más etéreo que existe y que es para ti en ese preciso instante, es más que seguro que nunca jamás olvidarás esa sensación. De paz, de plenitud, de pertenencia a la madre tierra, de formar parte de uno de los espectáculos más bellos del mundo mundial.

Pudiera parecer que para algunxs pasara inadvertido el momento de la floración en cuestión pero si eso sucediera sería porque ese alguien no estaría presente en Benissili en época de primavera.

Siempre he escuchado decir que cuando algo lo tienes delante no lo aprecias como cuando es inalcanzable para ti pero puedo asegurar que tal cosa no suele acontecer a lxs habitantes de La Vall de Gallinera porque no he vivido ningún año que no se escuche hablar de este maravilloso fenómeno a las gentes del lugar.

Es bien probable que hayas escuchado hablar de estas fechas y que hayas visitado nuestro valle para disfrutar de la belleza más sublime que existe pero si ese no es tu caso, no dudes que cuando lo vivas nunca, pero nunca, querrás volver a perdértelo.

Si hay un Paraíso cerca de ti, indudablemente es La Vall de Gallinera.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?